0%

LA REFORMA DEL CÓDIGO PENAL OPERADA CON LA LEY ORGÁNICA 1/2015, DE 30 DE MARZO.

La Ley Orgánica 1/2015, de 30 de marzo, por la que se modifica la Ley Orgánica 1/1995, de 23 de noviembre, del Código penal, cuya entrada en vigor se producirá el próximo 1 de julio, introduce muchas modificaciones en el Código Penal, entre las que es de destacar la derogación de los tipos constitutivos de falta, por lo que se elimina el Libro III del Código Penal.

En la Exposición de Motivos de la Ley Orgánica 1/2015 se justifica esta supresión en la necesidad de reducir la elevada litigiosidad judicial y en el principio de intervención mínima y el de última ratio del proceso penal que determinan que en la esfera penal deban incardinarse exclusivamente los supuestos graves de imprudencia, reconduciendo otro tipo de conductas culposas a la vía civil, en su modalidad de responsabilidad extracontractual o aquiliana de los artículos 1902 y siguientes del Código Civil.

Con la reforma, las lesiones de menor gravedad que no requieran tratamiento médico o quirúrgico, se sancionarán como delito leve en el tipo atenuado del apartado 2 del artículo 147 del CP (en la actual regulación del art. 621. 2, 3 y 4 CP se califican como faltas las lesiones leves). Se tipifica también como delito leve “el que golpeare o maltratare de obra a otro sin causarle lesión”, esto es, la falta del actual apartado 2 del artículo 617, que se agrava en el caso de víctimas vulnerables por el artículo 153, al igual que las lesiones leves del apartado 2 del artículo 147.

Ahora bien, con el nuevo Código Penal,  ¿CUÁL SERÁ EL RÉGIMEN SANCIONADOR EN CASO DE LESIONES POR ACCIDENTE DE TRÁFICO?

Si como consecuencia del accidente se produce el fallecimiento de la víctima, cuando sea por imprudencia grave (art. 142), se podrá imponer una pena de prisión de 1 a 4 años y pena de privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores de 1 a 6 años.  Si la imprudencia es menos grave, la pena podrá ser de 3 a 18 meses de multa y de 3 a 18 meses de privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores.

Si por accidente de tráfico se causan unas lesiones graves a la víctima,  cuando estas se produzcan por una imprudencia  grave (art. 152),  el culpable podrá ser castigado  con la pena de prisión de 3 a 6 meses o multa de 6 a 18 meses, y de 1 a 4 años de privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores. Ahora bien, si la imprudencia es menos grave, la pena será de 3 a 12 meses de multa y 3 meses a 1 año de privación del carnet de conducir.

Por tanto, con la modificación del Código Penal, existirá una importante labor de valoración de los Juzgados de Instrucción, quien tras recibir una denuncia  por accidente de tráfico deberán determinar si por parte del conductor culpable ha existido una imprudencia grave o menos grave para poder ser juzgada penalmente, o si por el contrario, esta imprudencia ha sido leve y por tanto no tendrá sanción penal, debiendo en este caso el perjudicado acudir a la vía civil para reclamar la correspondiente indemnización.

No Comments


Leave a Reply

Your email address will not be published Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>